septiembre 20, 2021
Image default
Movidas

Parental Advisory: una historia de madres VS. músicos

Si has comprado o sigues comprando (sí, existimos) música en formato CD, seguramente hayas visto una pegatina que reza “Parental Advisory Explicit Content” en discos señalados. Lo que puede que no conozcas es el origen de ese logo, promovido por un comité de madres que querían controlar lo que escuchaban sus hijos. El 1 de noviembre de 1985, hace justo 35 años que la RIAA o Recording Industry Association of America (Asociación de Industria Discográfica de Estados Unidos) dio la razón a estas madres.

Parents Music Resource Center (PMRC) fue el nombre bajo el que cuatro mujeres fundaron el comité en 1985. No eran unas cualquiera: conocidas como las “Washington Wives”, las cuatro tenían conexiones directas con políticos de Washington. De hecho una de ellas es la mujer de Al Gore, Tipper Gore.

Una de las primeras cosas que hicieron estas madres puritanas fue crear un listado de 15 canciones elegidas por su “contenido grosero”. Este deseo de censura por parte de las madres no sentó bien en el círculo musical. Frank Zappa, John Denver y Dee Snider (Twisted Sister) testificaron en contra de este sistema de etiquetado. Estas son algunas de las canciones que formaron parte de las “Filthy Fifteen”. Melodías con letras que contienen temas como violencia, sexo y drogas.

Prince – “Darling Nikki”

La canción, pista del disco “Purple Rain” (1984), contiene mención directa a la masturbación, algo que no sentó bien al comité de madres.

Twisted Sister – “We’re Not Gonna Take It”

Según el PMRC, este tema de Twisted Sister incita a la violencia. La letra es bastante ambigua “No vamos a aceptarlo más”, canta Dee Snider en inglés. Aunque en el videoclip hay alguna defenestración que otra, claramente cómica. No parece tampoco que las madres puritanas tengan mucho sentido del humor.

Def Leppard – “High n Dry (Saturday Night)

El título de la canción ya da una gran pista de lo que va a tratar. Un tema que habla de mujeres y de vino que también escandalizó a las madres del comité. Que nadie les cuente lo del pasodoble de Manolo Escobar.


Antes de que terminase la audiencia de madres VS. músicos, algo cambió. El 1 de noviembre de 1985, la RIAA anunció que de ahora en adelante, pondrían esos logos de aviso “según su criterio”. Tras esta medida, algunas tiendas decidieron no vender directamente cualquier disco que tuviese “Parental Advisory” en su portada.

Muchas discográficas encontraron una manera de evitar el escándalo de las masas. Se creó la versión “limpia” o clean de las canciones, estrategia que se sigue utilizando en la actualidad. Esas versiones son las que suelen sonar en la radio o televisión.

En la actualidad, la mítica pegatina ha evolucionado a formato digital. Las plataformas como Spotify y Apple Music dan opción a sus usuarios de desactivar el contenido explícito. A los más grandes eso les dará igual, porque tendrán el tema limpio grabado y preparado para un consumo sin sobresaltos, pero también sin pensamiento crítico.

Related posts

Carmín y Rubor es lo nuevo de Chlöe’s Clue

indiehache

Los plagios de canciones más evidentes en anuncios de la tele

indiehache

La música de…The Umbrella Academy (Segunda Temporada)

indiehache

Leave a Comment