Site Loader

No había pasado ni un mes entre las dos visitas de Everything Everything a Madrid. Si bien en la primera ocasión en Enero se encargaron de abrir el show de Foals en el Barclaycard de Madrid, esta vez les tocaba a ellos solos cerrar el Club Alhambra Reserva 1925 con una actuación correcta, completa y llena de sus más celebrados éxitos.

Un show de apenas una hora dejo claro que Everything Everything son el futuro, traen la velocidad vocal de Jonathan Higgs acompañada de melodías futurísticas con las que dejar claro que han evolucionado desde sus comienzos allá por el 2007. Un concierto que comenzó con To The Blade para no dejar tregua a nuestros bailes y arrancar al público a seguirles con su mítico Kemosabe, que  no dejó a nadie quieto y dio paso a Get to Heaven, Regret, Schoolin’ y Fortune 500 que dieron un parón al concierto para arrancar con una traca que incluiría The Wheel (Is turning now), Don’t try, Cough Cough o MY KZ, UR BF.

As9-osSvYceUdTdvZPEFX9ayES-hRfFqUrs87nKYX2ej

Parecía que se acababa la tralla y tras unos minutos esperando los bises, nuestras peticiones se hicieron realidad tras haber coreado No Reptiles desde el comienzo del concierto. Si bien nos faltó Photoshop Handsome,  que hubiera sido una bomba bien detonada en su primer concierto en solitario en territorio nacional. El Cierre con Distant Past nos dejó claro que necesitamos unas buenas clases de inglés y rapidez vocal y también que son una banda que debería estar mas presente en España y en los festivales nacionales.

Que su último disco Get to Heaven fuese destacado por el Mercury Prize de 2015 no es una casualidad y nos deja claro que Everything Everything vienen con pasos adelantados de un futuro no muy lejano a instalarse en un panorama musical que necesita renovación e innovación.

AsKEcDCN93AAu1WkPEgEejiSHsVodlUjTJDJuVR4joI1

Post Author: indiehache

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.