Site Loader

El pasado 9 de octubre acudimos a la sala Charada, para ver de primera mano algo que no ocurre muy a menudo: la presentación del primer disco de una banda de Rock ‘n Roll.

12074605_976172272429382_1389628256262537589_n

De esta forma nos adentramos en una sala con la sala del escenario completamente llena. Donde las fans más jovencitas se adueñaron rápidamente de las primeras filas, mientras que los más mayorcitos se contentaban con la parte de atrás.

Y junto a la melodía de los cazafantasmas, “los carbono” subieron al escenario vistiendo batas de laboratorio (que sólo duraron la primera canción). Tan pronto Salme (el batería) se sentó, empezó a tocar el ritmo de “Adolescencia Programada“. La fiesta acababa de empezar.

Zombies” continuó el espectáculo; un tema de los que hacen bailar a los nuevos y no tan nuevos para continuar con la primera sorpresa de la noche por si “no nos queríamos enterar” de qué iba esto: versión a todo gas de “La chica ye-ye” continuada por 3 de los temas elegidos para formar parte de su disco: “Para ya“, “Quien no quiere” y la increible versión del clásico de Los Bravos “la moto“.

12047178_974515889261687_204315205245104758_n

Es cierto que estos chicos no han descubierto el Rock ‘n Roll, pero dan lo que prometen: buen rollo, guitarras altas, meneíto de caderas y canciones con las que desgañitarte la garganta desde la primera estrofa como “El rey lagarto“. Canción insignia  de la banda en esta nueva época donde siempre se monta una gran fiesta (globitos de colores incluidos).

El punkyzado clásico de Abba “Mamma Mía” dió paso a la recta final del concierto donde irrumpió la tormentosa balada “Elmo y Julia“. Un tema dividido en una primera parte donde el público se unió a Curro (el cantante) para interpretar el lado más serio de la banda (que nada tiene que envidiar a su lado más gamberro). En la segunda parte, el público quedó petrificado al escuchar el llanto de la guitarra de Potter. Un llanto que poco a poco se convirtió en rabia culminado con el aplauso de toda la sala que pedía un tema más. Sólo un tema más.

Y acto seguido subió Curro al escenario cargando una bandera con el símbolo de la paz dando comienzo al tema pacifista “Alarma” cerrando así, un concierto en el que la banda agradeció el calor de su público mientras Madness sonaba de fondo y todos los asistentes nos llevábamos para casa el disco que hizo posible esta locura y que podéis escuchar más abajo.

spotify:album:5PABrewXSs5WDEyp1nw985

Post Author: indiehache

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.